¿Qué es la diabetes tipo 2 y qué la causa?

La diabetes tipo 2, anteriormente llamada diabetes del adulto, es el tipo más frecuente de diabetes. Alrededor del 95 por ciento de las personas con diabetes tienen el tipo 2. Las personas pueden presentar diabetes tipo 2 a cualquier edad, incluso durante la niñez. Sin embargo, este tipo de diabetes se presenta con mayor frecuencia en personas de mediana o avanzada edad. Las personas que tienen sobrepeso y son inactivas también tienen mayores probabilidades de presentar diabetes tipo 2.

En la diabetes tipo 2 y en otros tipos de diabetes, hay demasiada glucosa, también llamada azúcar, en la sangre. Las personas con diabetes tienen problemas para transformar los alimentos en energía. Después de comer, el alimento se descompone en glucosa, que es transportada por la sangre hasta las células de todo el organismo. Con la ayuda de la hormona insulina, las células absorben la glucosa de la sangre y la usan para generar energía. La insulina se produce en el páncreas, un órgano que se encuentra detrás del estómago.

El sobrepeso y la inactividad aumentan las probabilidades de que se presente la diabetes tipo 2. El tratamiento consiste en tomar medicamentos especiales, comer de forma sana, realizar actividad física con regularidad, tomar aspirina todos los días (en el caso de algunas personas) y controlar la presión arterial y el colesterol.

Causas

La insulina es una hormona producida en el páncreas por células especiales, llamadas beta. El páncreas está por debajo y detrás del estómago. La insulina es necesaria para mover el azúcar en la sangre (glucosa) hasta las células. Dentro de las células, ésta se almacena y se utiliza posteriormente como fuente de energía.
Cuando usted tiene diabetes tipo 2, los adipocitos, los hepatocitos y las células musculares no responden de manera correcta a dicha insulina. Esto se denomina resistencia a la insulina. Como resultado de esto, el azúcar de la sangre no entra en estas células con el fin de ser almacenado como fuente de energía.

Cuando el azúcar no puede entrar en las células, se acumula un nivel alto de éste en la sangre, lo cual se denomina hiperglucemia.

Por lo general, la diabetes tipo 2 se desarrolla lentamente con el tiempo. La mayoría de las personas con esta enfermedad tienen sobrepeso o son obesas en el momento del diagnóstico. El aumento de la grasa le dificulta al cuerpo el uso de la insulina de la manera correcta. La diabetes tipo 2 puede presentarse también en personas delgadas. Esto es más común en los ancianos.

Los antecedentes familiares y los genes juegan un papel importante en la diabetes tipo 2. Un bajo nivel de actividad, una dieta deficiente y el peso corporal excesivo alrededor de la cintura aumentan el riesgo de que se presente esta enfermedad.

Dejar una Respuesta

Usted debe haber iniciado sesión para o publicar un comentario.

Promoción

Promoción